Nosotros. Hoy.

Nadie dijo nunca que el amor era de los sucesos, el más sencillo: No se salva de sus heridas, sus raspaduras, sus tropiezos… Los corazones de quienes amamos no nos pertenecen por cláusula o estipulación – nos los vamos ganando paso a paso, con cada luna y gotita de lluvia. Con cada sol. No, sencillo no. Pero, de vez en cuando, durante esas fracciones de segundo cuando haces una pausa en lo que estás haciendo y notas en los ojos de quien amas el reflejo del yo en el que te has convertido desde que te duermes entre esos brazos, piensas: No. Nadie dijo nunca que el amor era de los sucesos el más sencillo… Pero hoy que tengo entre las manos la certeza del tiempo y de todo lo vivido, afirmo -sin duda alguna- que merece la pena tomarse el riesgo de probar sus sabores y sin sabores, de percibir su color…

Como lo seguimos haciendo nosotros con cada luna y gotita de lluvia. Como lo hacemos con cada sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s